martes, 29 de agosto de 2017

PISTIS SOPHIA 103.2 Del alma del justo que no ha recibido los Misterios al morir

103.2 Del alma del justo que no ha recibido los Misterios al morir

Texto original:
Y el Salvador respondió a María: Un justo que es perfecto en todo y que nunca ha cometido pecado de ninguna clase y que no ha recibido los Misterios de la Luz, cuando le llegue el tiempo de salir de su cuerpo, inmediatamente vendrán los Recibidores de una de las grandes Trinidades, entre las cuales hay una que es mayor, y arrebatan el alma del justo de las manos de los recibidores retributivos y durante tres días pasarán con ella ante todas las criaturas del mundo. Después de estos tres días la bajarán al caos para conducirla a todos los castigos de los juicios y entregarla a todos los juicios. Los fuegos del caos no le causarán grandes molestias, pero la acosarán por corto tiempo.


Develación:
Jeú Mikael responde a su Madre física que la persona desencarnada cuya existencia haya sido justa e impecable, pero que no llegó a recibir los Misterios de la Luz, se beneficiará con el inmediato apoyo de los Receptores que responden a su propia Madre interior, siendo ésta Una de las Sagradas Naturalezas de su Divina Trinidad, (En este caso desconocida por la materia física), quien al igual que su Kristo particular se fusionará al Padre o Maestro, Trinidad Íntima cuyos Misterios constituyen la Corona del Ser. 

Dichos Receptores escoltarán el Alma del justo en su comparecencia ante las criaturas del mundo durante tres días posteriores a la muerte, evitando que ésta sea sometida a los rigores que estilan imponer los recibidores retributivos, a cuyas manos llegan todos los trasgresores a purgar sus culpas. Después de este lapso, los Receptores conducirán al Alma hacia el caos, a fin que padezca los castigos de los juicios que le sean inherentes, librándose, felizmente y por carecer de culpas, de las grandes molestias que ocasionan los fuegos purificatorios, aunque sí le afectarán brevemente sus emanaciones.

Texto original:
Y si el alma debe ser llevada a la región de Yachthanabas, el implacable, éste en verdad no podrá castigarla con sus malignos castigos, aunque la retendrá por un corto tiempo, mientras el fuego de sus castigos en parte la atormente.

Develación:
En la justicia humana se halla establecida una función que ejercen los Fiscales en representación de la sociedad en general, que vendría a ser lo que en Bolivia se denomina institucionalmente el Ministerio Público, misma que busca se aplique el rigor de las leyes contra todos quienes tengan la torpeza e inconsciencia de infringirlas, independientemente que exista o no parte civil acusatoria; pues bien: Yachthanabas constituye, en este caso y como impar del propio Kaom interior, el implacable demonio y sin embargo auxiliar de la Justicia, que funge ante cada encausado como el temible y particularizado Fiscal del Karma, a objeto de sindicar al desencarnado las faltas cometidas, haciendo estremecer al reo por las ásperas recriminaciones que le formula; por consiguiente, el mencionado auxiliar del ramo karmático, que es uno de los dos brazos del Tribunal Cósmico, no tendrá arte ni parte que cumplir con el alma del justo.

Texto original:
Pero en verdad de verdad os digo: Aunque el Justo no haya cometido ningún pecado, no podrá ser llevado al Reino de Luz, porque los Signos del Reino de los Misterios no están en él. En una palabra, es imposible llevar almas a la Luz sin los Misterios del Reino de Luz.

Develación:
El Kristo Resucitado afirma a sus Discípulos la importancia de llegar a conocer en la materia los Misterios del Reino de Luz para proceder luego a encarnarlos, pues de lo contrario, aún manteniéndose impecable un justo sobre la Tierra o en cualquier otra esfera de los suburbios cósmicos, no podrá arribar al Reino de Luz por falta del Signo de sus Misterios íntimos.LAS LLAVES DEL REINO DE LUZ

ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V. M. K. EL TAWA MANÚ .:. en Cuerpo Humano: DAVID SERRATE PÉREZ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario