martes, 8 de agosto de 2017

PISTIS SOPHIA CAPITULO 98.6 Del Tercer Misterio

98.6 Del Tercer Misterio
El Tercer Misterio del Inefable, por el otro lado, el Hombre que en verdad logre ese Misterio, no sólo si sale de su cuerpo heredará el Reino del Misterio, pero si completa ese Misterio con todas sus figuras, es decir, si termina ese Misterio y lo logra finamente y pronuncia el Signo de ese Misterio sobre el hombre que sale de su cuerpo y ha conocido ese Misterio, háyase retrasado o no se haya retrasado el Primero, y se encuentre en los terribles castigos de los Gobernadores y en los horrendos juicios de su fuego multiplicado, en verdad os digo, que ese hombre que ha salido de su cuerpo, si se pronuncia el Signo de ese Misterio en su beneficio, se apresurarán a traerlo y a pasarlo de uno a otro, hasta presentarlo ante la Virgen de Luz, y ésta lo sellará con su más alto Sello, y en ese mes le permitirá entrar en el cuerpo justo que encontrará la Divinidad en Verdad y el Misterio más alto, para que herede el Reino de Luz, que es el Premio del tercer Misterio del Inefable.


El Iniciado que logra encarnar completamente el Tercer Misterio del Inefable, con todos sus Símbolos y Figuras, heredará el Reino del Misterio aún en la materia corporal, pudiendo desprenderse de la misma a voluntad sin llegar a romper el Lazo o Cuenco de Oro de la Divinidad con su cuerpo físico, hecho al que puede recurrir con la finalidad de auxiliar a un desencarnado que haya sido muy apreciado en el mundo tridimensional, aunque conservándose neófito, y sin embargo por el auxilio que obtiene con el Signo del Inefable a su favor, la Virgen de Luz le otorga su más elevado Sello, a fin de que en el término de un mes, o sea en una muy evolucionada y casta ovulación, ingrese a un cuerpo justo que esté acondicionado favorablemente para encontrar el Misterio de la Gnosis más elevada, pudiendo heredar el Reino de la Luz que se corresponde con el excelso premio del Tercer Logos del Inefable.

98.7 De los Tres y Cinco Misterios
Por consiguiente, todo aquél que reciba Uno de los Cinco Misterios del Inefable, si sale de su cuerpo y hereda la Región de ese Misterio, entonces el Reino de esos Cinco Misterios es más alto que el Reino de los Doce Misterios del Primer Misterio, y es más alto que todos los Misterios que están por debajo de él. Pero esos Doce Misterios del Inefable son iguales unos con otros en su reino, pero no son iguales a los Tres Misterios del Inefable.

De modo que todo Iniciado que haya recibido el Misterio del Inefable, en cualquiera de sus cuerpos inferiores, o mejor aún en los cinco existentes entre el Físico y el Causal, al desencarnar se dirige al Reino que le corresponda en relación al Misterio alcanzado, siendo cada uno de éstos superior que todos juntos de los Doce que pertenecen al Primer Misterio; asimismo, tiene supremacía sobre todos los Misterios que se hallen por debajo de sus Alturas. Empero los Doce Misterios inherentes al Inefable, mismos que cuentan todos con idéntica Jerarquía en su respectivo Reino, no son de la misma naturaleza que aquélla propia de los Tres Misterios del Inefable.
Por otro lado, quien recibiere los Tres Misterios del Inefable y sale de su cuerpo, heredará el Reino de esos Misterios. Y esos Tres Misterios son iguales unos con otros en el Reino y son mayores y más exaltados que los Cinco Misterios del Inefable en el Reino, pero no se igualan al Uno y Único Misterio del Inefable.

Quien alcanza los Tres Misterios del Inefable, recibe al desencarnar, el Reino de esos Misterios, siendo iguales entre ellos y mayores que los Cinco del Inefable en el Reino, aunque no igualan la Naturaleza del Uno y Único Misterio del Inefable.

98.8 Del Misterio de las Tres Esferas
Por otro lado, quien recibiere el Uno y Único Misterio del Inefable, heredará la Región de todo el Reino de acuerdo con su Gloria, como os lo he dicho antes. Y todo aquél que reciba el Misterio que está en la Esfera del Universo del Inefable, además de todos los otros Misterios que están unidos en los Limbos del Inefable, sobre los cuales no os he hablado todavía, sobre su establecimiento y el significado de cada uno y el cómo y el por qué es llamado el Inefable o el por qué se sostiene expandiéndose con todos sus Limbos y cuántos Limbos hay en él y en todas sus economías, de los cuales no os hablaré ahora, pero cuando llegue a la expansión del Universo, os lo explicaré todo completamente, de su Gracia, de sus expansiones y de su descripción, cómo es y la agregación de todos sus Limbos, los cuales pertenecen a la economía del Uno y Único, el inaccesible Dios en Verdad, en esa Región; por consiguiente, cada uno recibirá los Misterios en la Esfera del Inefable, y en esa Región heredará lo que haya recibido. Y aquéllos de la Región de la Esfera del Inefable no darán respuestas en esa Región, ni justificaciones, ni darán pases, porque ellos no tienen pases, ni tienen Recibidores, si no que pasarán a través de las Regiones hasta llegar a la Región del Reino del Misterio que han recibido.

El Iniciado que recibe el Uno y Único Misterio del Inefable, heredará la región de todo el Reino que le corresponda a su gloria, tal como ya se lo ha dicho antes, y cuando logre el Misterio que se halla en la Esfera del Universo del Inefable, además de todos los otros Misterios que corresponden a esa singular Región que no es propiamente ni materia, pero que tampoco llega a entrar a la categoría de inmanifestada, siendo el Limbo del Absoluto, o el lazo unificador de los Universos infinitos con el Protocosmos, mismo que en lenguaje iniciático se denomina como el Rayo Okidanok, respecto al cual hasta aquí el Adorable aún no ha hecho una clara referencia para definir con mayor precisión respecto a su ubicación, significado, expansión, grado de excelsitud, etc. y que cuando es llegado el momento, viene el caso de mencionar que corresponde a la Materia Prima o el pedestal de la Economía del Uno y Único, que es el inalcanzable Dios Verdadero e Impronunciable Ser Inefable del Álax Pacha, donde toda la Mixtura heterogénea se homogeniza.
Consiguientemente cada Iniciado recibirá en la Esfera del Inefable, la porción de Herencia que se corresponda con los Grados adquiridos, pero todos, sin excepción, de cuantos Laborantes hubieran calificado cualquiera de los Sublimes Misterios del Absoluto, al desencarnar y dirigirse al excelso Destino, no estarán sometidos a pruebas, ni respuestas, ni pases, ni Sellos, ni nada parecido, pues son aún en tránsito, partes integrantes del Uno y Único.
De igual manera, aquéllos que recibieren Misterios en la Segunda Esfera, no darán respuestas ni se justificarán, porque ellos no tienen pases en ese mundo, el cual es la Esfera del Primer Misterio del Primer Misterio.
Los Iniciados que en vida han recibido los Misterios que corresponden a la Segunda Esfera, ya desencarnados no están obligados a dar ninguna clase de respuestas ni justificativos, cuando realizan el tránsito hacia el Primer Misterio del Inefable.
Y aquéllos de la Tercera Esfera, que se halla afuera y es el Tercer Espacio contando desde afuera hacia adentro, cada Región en esa Esfera tiene sus Recibidores y sus explicaciones y sus apologías y sus pases, sobre los cuales algún día os hablaré al referirme sobre ese Misterio, y será cuando os lo comente, en la explicación que les haga sobre la expansión del Universo.
Y todos los Iniciados que estén laborando los Misterios de Venus (La Iniciación Venusta) y por supuesto que estén aprovechando sabiamente la potencialidad guerrera de Marte para liquidar al enemigo oculto que se lleva en el interior infra-psíquico, se hallarán directamente vinculados al apoyo del Magnánimo Sabaöth, que en este caso es Samael Kristhus, para calificar Esfera tras Esfera y Región tras Región, hasta concluir absolutamente purificados, pudiendo así ascender hasta el Inefable Absoluto, sin que haya Recibidor o Gobernante alguno que pueda oponerse a tan trascendental travesía, siendo que la misma debe recorrerse con sus correspondientes pases, exámenes y apologías.

98.9 Del Reino de mil años de la Luz
Bien es cierto que a la disolución del Universo que ocurrirá cuando el número de las Almas Perfectas esté completo y el Misterio mediante el cual todo el Universo se ha levantado, esté completo. IO permaneceré mil años de acuerdo con los años de la Luz, reinando sobre todas las Emanaciones de la Luz y sobre todo el número de las Almas Perfectas que hayan recibido todos los Misterios.

La disolución del Universo acontecerá cuando el número de Almas Perfectas haya sido completado, realizándose así el Misterio mediante el cual todos los Universos con todas sus especies, alcancen sus correspondientes grados de evolución, a cuyo objeto la Energía Kristhus permanecerá en los Cosmos en su condición Iniciadora o Thunúpica durante mil Años Luz, para que cumplida esta magna gesta, puedan reasumirse las Almas Perfectas entre las Emanaciones de Luz del Kristo Cósmico, ingresando al mando de Jeú Mikael en el Inefable Absoluto como Energías totalmente Kristificadas.

V.M.K., A.Z.F. EL TAWA MANU

No hay comentarios:

Publicar un comentario