martes, 15 de agosto de 2017

PISTIS SOPHIA DEVELADA CAPITULO 99.4 De aquéllos de la Tercera esfera

99.4 De aquéllos de la Tercera esfera, la Primera desde afuera

Por otro lado, aquéllos que recibieren los Misterios de la Tercera Esfera, que es la Primera Esfera desde afuera, esos morarán detrás del Segundo Rey, expandidos en la Luz de mi Reino, de acuerdo a la Gloria de cada uno de ellos, y cada uno morando en la Región en la que haya recibido Misterios; así que aquéllos que recibieren los Misterios Mayores, morarán en las más altas Regiones y aquéllos que recibieren los Misterios Menores, morarán en las Regiones más bajas.


Los Iniciados que lleguen a encarnar a Binah que es el Primer Misterio descendente desde el Inefable, pero que a la vez es el Primero en el ascenso hacia el Absoluto, se ubicarán por debajo de quienes hayan alcanzado las Alturas de Chokmah, siendo expansiones, no obstante, de la misma Luz del Pleroma, y en idéntica forma como acontece a los Laborantes que encarnan al Padre del Ser en la Primera Esfera, o se incluyen en la homogeneidad del Kristo Cósmico reinando en la Segunda Esfera, los de la Tercera que se realizan en el Seno Inmortal de la Bendita Urania, se ubicarán entre las naturalezas Divinizadas, ocupando sus correspondientes regiones, merced a sus méritos, excelencias y calificaciones.


99.5 Estos son los Tres Compartimientos del Reino de la Luz

Los Misterios de estos Tres Compartimientos de la Luz son sumamente numerosos. Vosotros los encontraréis en los dos grandes Libros de Jeú. Pero IO os daré y os hablaré de los Grandes Misterios de cada Compartimiento, de aquéllos que están más altos que cualquier Región, es decir, de los cabezas de acuerdo a cada Región y de acuerdo a cada Orden, los cuales guiarán a toda la raza de los Hombres hacia las más altas Regiones, de acuerdo a la Esfera de la Herencia.

Los Misterios del Inefable que corresponden a Keter, Chokmah y Binah son en realidad incontables, siendo el preludio de la siguiente Ultra Pirámide que es infinitamente inaccesible a la mera racionalidad, aún de los más elevados Iniciados, si acaso intentan penetrar a la Archi Sephira de los Supra Inmortales, desprovistos de las correspondientes Armaduras Reales, y a las cuales se hace referencia en los Dos Grandes Libros de Jeú Mikael, en las explicaciones que enseguida proporcionará a los Discípulos el Misericordioso Dador de Vida, y mediante las cuales se prepararán éstos para guiar universalmente a las Almas de los Varonas, hacia las más elevadas Cumbres del Pleroma, según sus respectivas Herencias.

99.6 De los Libros de Jeú
Del resto de los Misterios Menores, por consiguiente, Vosotros no precisáis; pero los encontraréis en los dos Libros de Jeú, escritos por Enok mientras IO hablaba con él respecto al Árbol de la Gnosis y del Árbol de la Vida en el Paraíso de Adam.

Habiendo los Discípulos del Kristo arribado a los más excelsos Misterios Mayores, no requieren otros datos sobre los Misterios Menores que ya han transitado y encarnado oportunamente, aunque de ser preciso, con la finalidad de reciclar el conocimiento y alcanzar más contundente Sabiduría íntima, el Adorable remite a sus Apóstoles a investigar cuanto mi Ser sintetizó de la Herencia Doctrinal y Panacea Científica expuesta por el Salvador, cuando siendo Ñoke, fui supremamente honrado por la Divinidad para transcribir en beneficio de las Humanidades de los Cosmos el noúmeno de toda Esencia y Sabiduría, hecho ocurrido en las Regiones Paradisíacas del Pleroma, donde hube de condensar en dos enjundiosos Libros, cada uno de ellos conteniendo a la vez de á 182 Libros específicos, y por el lapso ininterrumpido de todo un Día del Absoluto, la Suma de la Suprema Gnosis que conduce felizmente al Árbol de la Vida, y por consiguiente a las más Luminosas Alturas.

Cuando os haya explicado toda la expansión, os daré y os explicaré los grandes Misterios de los Tres Compartimientos de mi Reino, que es la guía de los Misterios que os daré y que os explicaré con todas sus figuras y todos sus significados, y sus cifras y sus Sellos de la Última Esfera, que es la Primera Esfera desde afuera. IO enseñaré también las respuestas y las apologías de los pases de esa Esfera.

Cuando el Adorable Salvador haya concluido de explicar a sus Discípulos toda la expansión de los Universos, recién les entregará lo concerniente a los Tres Grandes Misterios del Reino relativos a la Archi Sephira que es la Altura de las Alturas, cuya sucesiva encarnación constituye segura guía para completar la Meta Final o Alax Pacha, toda vez que a medida que el Iniciado avanza, recibe de su Kristo Íntimo las Claves, Cifras, Figuras, así como Símbolos y Sellos que se hallan depositados en la última Esfera, que es la primera desde abajo hacia arriba, y sin cuyo basamento debidamente descifrado en su contextura integral como Tercer Logos, que es la plena comprensión de la magna hazaña Thunupeica, el Sello de Salomón o la Estrella de David no puede cumplir su yuxtapuesta finalidad de armoniosa Gran Cruz Redentora.

La Segunda Esfera, que está dentro, no posee Respuestas ni Apologías, ni Pases, ni Cifras, ni Sellos, pero posee sus Signos y Figuras.

Cuando se ha penetrado al interior de la Segunda Esfera de esta Ultra Sephira que es el Inefable Absoluto en su naturaleza de Segundo Logos, el Iniciado contiene en sí mismo el Poder de reinar en sus Dominios, sin que haya oposición alguna al respecto, aunque, claro está, debe estar dotado de su correspondiente Signo particularizado y su consiguiente Figura Luminosa.

A.Z.F.; V.M.K EL TAWA MANU

No hay comentarios:

Publicar un comentario