viernes, 29 de septiembre de 2017

PISTIS SOPHÍA CAPITULO 130.2 CUANDO EL TIEMPO DE ALCANZAR LOS MISTERIOS SE COMPLETA

130.2 De la eficacia de conocer los nombres del dragónY todos los Hombres que encuentren el Misterio de uno de los doce nombres de ese dragón de las tinieblas exteriores, aún si son grandes pecadores y han recibido antes los Misterios de la Luz y después han transgredido o no han ejecutado ningún Misterio, y si han completado los circuitos de los cambios, y si tales hombres salen de sus cuerpos sin haberse arrepentido de nuevo, y si son conducidos a los castigos que están en el medio del dragón, si conocen el Misterio de uno de los doce nombres mientras están en vida y en el mundo, y si pronuncian uno de sus nombres mientras están en medio de los castigos del dragón, en el momento en que lo pronuncien, todo el dragón será sacudido en las más violentas convulsiones y las puertas de las mazmorras en que están esos hombres, expulsarán las almas de esos hombres fuera del medio del dragón de las tinieblas exteriores, porque habrán encontrado el Misterio del nombre del dragón.Cuanta persona llegue a encontrar el Misterio de uno de los doce nombres del dragón de las tinieblas, aún habiendo transgredido en grado sumo los Votos de los Misterios, si es que antes ya los había recibido, o aún mismo si no los calificaron, y que a la conclusión del período existencial de un ciclo de ciento ocho vidas humanas, desencarna sin haberse nuevamente arrepentido, y ya en medio de los castigos de las tinieblas exteriores pronuncia el nombre que ha llegado a conocer, en ese mismo momento toda la naturaleza del tenebroso dragón será violentamente conmovida, y en sus convulsiones provocará la apertura de los cerrojos de sus mazmorras, dejando al alma escapar de sus dominios infernales.



130.3 Las almas que conocen los nombres escapan y son llevadas a JeúY cuando los regidores expulsen las almas, inmediatamente los Ángeles de Jeú, el Primer Hombre, que vigilan las mazmorras de esa región, se apresurarán a llevarlas ante Jeú, el Primer Hombre y Enviado del Primer Mandato, quien recibirá las almas y las examinará, para comprobar que hayan completado sus circuitos, pues no es justo enviarlas en nuevos retornos, porque es contra la Ley enviar al mundo almas que ya hubiesen sido arrojadas a las tinieblas exteriores. Pero si esas almas no han completado aún su número de retornos en los cambios de cuerpos, los recibidores de Jeú las conservarán con ellos hasta ejecutar para ellas el Misterio del Inefable, y depositarlas en un buen cuerpo que pueda encontrar los Misterios de la Luz y heredar el Reino de Luz.Cuando los regidores de las mazmorras dejan escapar de sus dominios a las almas que llegan a pronunciar alguno de sus temibles nombres, los Ángeles de Jeú que siempre están atentos vigilando dichos calabozos de las tinieblas exteriores, se apresuran a conducir esas almas ante Jeú, el Primer Hombre y Enviado del Absoluto, quien las recibirá y examinará para comprobar si es que han completado sus circuitos en la materia, pues es injusto y contra la Ley enviarlas al mundo, cuando lo que corresponde es arrojarlas a las tinieblas exteriores; en caso de quedarles margen de retornos, los Recibidores de Jeú las conservarán entre ellos, esperando la piadosa ejecución del Misterio del Inefable que por ellas realice algún ser querido en el mundo tridimensional, y así poderlas depositar en un cuerpo apto para encontrar los Misterios y heredar el Reino de la Luz.

A.Z.F., V.M.K. EL TAWA MANÚ


No hay comentarios:

Publicar un comentario