martes, 10 de octubre de 2017

PISTIS SOPHIA CAPITULO 131.3 De la Luz de las Almas y el dragón de las tinieblas exteriores

3.- De la creación de una nueva Alma

Y si es, por el contrario, un Alma nueva que ha sido extraída del sudor de los regidores y de las lágrimas de sus ojos o del aliento de sus bocas, en una palabra, si es una de las Almas nuevas, si es una de las del sudor, entonces los Cinco Grandes Regidores del Destino, toman sudor de todos los regidores de sus eones, lo juntan, lo miden y hacen de esto un Alma. O si es del desperdicio de la purificación de la Luz, Melkisedek la toma de los regidores. Los Cinco Grandes Regidores del Gran Destino mezclan el desperdicio, lo miden y lo convierten en diferentes Almas, y así cada uno de los regidores de los eones, pone su parte en cada una de ellas. Para eso hacen la mezcla, para que todos puedan tener parte en el Alma.


En cambio, cuando se trata de un alma nueva que ha sido elaborada en su naturaleza humana del esfuerzo, hálito y sentidos de los Cinco Grandes Elementos, éstos toman, como Regidores del Dharma, todo el Poder que detentan esparcidos por los eones, para juntarlo, darle su exacta medida sideral, y así forjar con estas bases el Alma Humana.

También puede ser que el alma sea forjada de los deshechos resultantes de la purificación de la Luz que toma Melkisedek de los eones para que los Cinco Grandes Rectores del Destino Superior entremezclen estos desperdicios, y una vez que las mezclan sean medidas para constatar que han sido dotadas en su naturaleza de todo el conjunto de los elementos existentes, lleguen a la materia conformando diversidad de almas, mismas que gozarán de un especial apoyo del Receptor de la Luz, para que esta vez sí puedan, así transformadas positivamente, alcanzar los Tesoros de las Alturas.

Y los Cinco Grandes Regidores, lo que miden para hacer Almas es el sudor extraído a los regidores, aún siendo del desperdicio de la purificación de la Luz, cuando Melkisedek, el Gran Recibidor de la Luz, lo toma de los regidores, o si es extraída tal Alma de las lágrimas de sus ojos y del aliento de sus bocas, en una palabra, sacada de los eones, cuando los Cinco Regidores miden y convierten esa mezcla en diferentes almas.

Los Cinco principales Elementos para elaborar la especial materia constitutiva de las Almas, otorgan a éstas su Poder extrayéndolo de entre los eones que gobiernan los regidores del destino, y cuando Melkisedek, el Gran Maestro Receptor de la Luz, aprovecha los desechos que quedan rezagados entre los Elementos indispensables que emplean los Seres de Luz para alcanzar la previa purificación, también los toma de entre los eones que rigen los arcontes del Karma, cuando los Cinco Regidores determinan la conversión de la mezcla obtenida en diversidad de nuevas Almas.

Pero si es un alma antigua, entonces el regidor que está en la cabeza de los eones, personalmente mezcla la copa del olvido sacada de la semilla de la perversidad, y la mezcla con cada una de las almas nuevas cuando éstas están en la región de la cabeza. Y esa copa del olvido se convierte en el ego para esa alma y espera fuera de ella, convirtiéndose como en un vestido, semejándosele en toda forma, siendo como una envoltura o vestido exterior.

Mas cuando el alma es antigua, el regidor principal de los eones que es el terrible demonio Adamas, en persona se ocupa de mezclar el extracto de la perversión que es la simiente fornicaria, introduciéndola en cada una de las almas nuevas, aprovechando que hasta las antiguas deben alcanzar la región Sacra para volver a encarnar. A consecuencia de la nueva toma de cuerpo físico, esa copa del olvido que constituye el vicio fornicario, se convierte para el alma en su inseparable ego, esperando que encarne de nuevo, para envolverla o revestirla, pretendiendo semejársele tanto como fuere posible.

4.- Del soplo de Chispa

Y los Cinco Grandes Regidores del Destino de los eones y los regidores del Disco del Sol, y los regidores del Disco de la Luna, soplan dentro del alma y sale de dentro de ellos una parte de Mi Poder que el último Ayudante ha vaciado en la Mezcla. Y la parte de esa Chispa permanece dentro del Alma, y existiendo por su propia autoridad ejecutando la economía para la cual ha sido intercalada, da sentido al Alma, para que ésta pueda buscar en forma permanente las Palabras de Luz de las Alturas, hasta encontrarlas.

Los Cinco principales Elementos, como grandes Regidores del Destino en el ámbito de los eones, junto a los regidores de las esferas del Sol y de la Luna, dan al Alma el aliento de Vida que saliendo de ellos, en síntesis es la porción del Poder emanante del Kristo Cósmico que se vierte en la Mezcla Sagrada como Mercurio de la Tierra Filosofal. Ese Átomo Krístico o Chispa Divina, permanece dentro del Alma para darle a ésta real sentido o aspiración de la Vida Superior, misma que debe buscar Pistis Sofía permanentemente hasta encontrar las Palabras de Luz de las Alturas, pues esa Chispa tiene autoridad del Íntimo Ser para procesar la economía o Transmutación Suprema por lo cual Jeú Mikael la ha depositado como nexo entre el cuerpo, el Alma y el Espíritu.

Y esa Chispa es semejante al Alma en todas sus formas y se le parece. No puede estar por fuera del Alma, sino que debe permanecer dentro de ésta, tal como se lo he mandado desde el principio. Cuando IO tuve la Voluntad de vaciarla dentro del Primer Mandato, le di la orden de permanecer dentro de las Almas para la economía del Primer Misterio.

La Chispa Divina es semejante al Alma Humana en todas sus formas, pues hasta se le parece, puesto que es inherente a su naturaleza, por lo cual no puede separársele, pues se le ha ordenado desde su primer encarne en la materia, permanecer en su interior dándole sentido, tal como es la Misericordiosa Voluntad del Kristo Cósmico que determinó extraerla del Absoluto, para que permanezca nutriendo a las Almas en calidad de Chispa, Átomo Nous o Íntimo, siempre y cuando la materia humana realice el Milagro del Primer Misterio, inserto en la sabia economía de su Maravillosa Mezcla.


 A.Z.F, V.M.K EL TAWA MANU


No hay comentarios:

Publicar un comentario