viernes, 11 de agosto de 2017

PISTIS SOPHIA CAPÍTULO 99.1 CUÁNTO TIEMPO EN EL MUNDO ES UN AÑO DE LA LUZ


99.1 ¿Qué es un año de la Luz?
Y aconteció cuando Jeú hubo dirigido esas palabras a sus Discípulos, que María Magdalena avanzó y dijo: Mi Señor, ¿Cuánto tiempo en el mundo es un Año de la Luz?
María Magdalena quiere saber de labios del Adorable en qué consiste un año de la Luz, y su relación con los de la cronología terrestre.
Jeú contestó a María: Un día de la Luz son mil años en el mundo, así que treinta y seis miríadas de años y media miríada de años del mundo, son un solo año de la Luz"


Como quiera que los Discípulos estaban siendo entrenados por el Adorable para entender y encarnar todos los Misterios de la Vida y más allá de la muerte, y no obstante que para la época acaecida dos milenios atrás, era imposible que la vulgaridad vislumbrara siquiera la posible concatenación entre tiempo y espacio, Jeú Mikael explica con precisión lo que en términos de cronología terrestre, corresponde a la velocidad de la Luz recorrida en determinado lapso y desplazándose en cierto curso espacial, tal como ya modernamente se está concibiendo, merced a la comprobación científica de los fenómenos astronómicos, la macro como compleja temporalidad que se entrelaza entre las inconmensurables dimensiones de los Cosmos.

"Por consiguiente, IO pasaré mil años de la Luz siendo Rey en el medio del Último Ayudante y siendo Rey sobre todas las Emanaciones de la Luz y sobre el total de las Almas perfectas que hayan recibido los Misterios de la Luz.

Independientemente de que la Energía Krística es eterna e inherente a toda la naturaleza, Jeú Mikael encarnará por miríadas casi incomputables para la mentalidad terrestre, pero que corresponden a mil Años Luz, en la Vara Sideral de Kronos Orifiel, que es el Señor de Saturno Cósmico o el Gran Sabaöth Universal, teniendo la regencia sobre todas las Emanaciones de la Luz y sobre la totalidad de Almas Perfectas que hayan encarnado a Kristis Sofía.


99.2 De aquéllos de la Primera Esfera en el Reino de los mil años

Y Vosotros mis Discípulos, y todo aquél que recibiere el Misterio del Inefable, morará conmigo a mi derecha y a mi izquierda, siendo Reyes conmigo en mi Reino.


Tanto los Discípulos de antes, como los de ahora y también los que devengan luminosos en el futuro, recibiendo el Misterio del Inefable, serán Uno con el Señor del Pleroma, reinando en la Heredad Celestial ubicados a derecha e izquierda del Adorable.

Y aquéllos que recibieren los Tres Misterios de ese Inefable, serán Reyes con Vosotros en el Reino de Luz, pero no serán iguales a Vosotros, ni a aquéllos que recibieren el Misterio del Inefable, si no que permanecerán un poco detrás de Vosotros, siendo Reyes.

Y es de naturaleza tan especial aquélla de la cual proviene la materia de los Discípulos de Jeú Mikael, que permanecerán siempre por encima de cuanto Iniciado arribe al Pleroma, aún encarnando y calificando los Tres Misterios del Inefable, sin desmerecer en éste su condición de Rey en la Luminosa Región del Pleroma, situación gloriosa que le ha significado al Laborante desplegar un sostenido esfuerzo sobre-humano.

Y aquéllos que recibieren los Cinco Misterios del Inefable, también permanecerán detrás de los otros Misterios, siendo Reyes también.

Los Iniciados que recibieran los Misterios correspondientes a la elevación de su naturaleza hasta alcanzar al Íntimo o Chesed, serán también Reyes en la Región del Pleroma, aunque de acuerdo a sus logros menores, manteniéndose en la Esfera de Misterios por debajo de los Iniciados que hubiesen llegado hasta el Inefable con su Pirámide totalmente encarnada.

Y además, aquéllos que recibieron los Doce Misterios del Primer Misterio, también permanecerán detrás de los Cinco Misterios del Inefable, siendo también Reyes de acuerdo al orden de cada uno de ellos.

Mientras que los Iniciados que califican los Doce Misterios de su Zodíaco íntimo, se ubicarán como Reyes en el Pleroma, de conformidad a sus respectivos Órdenes, pero permaneciendo por detrás de quienes alcanzaron el Misterio Trece con la encarnación de Chesed.

Y todo aquél que recibiere los Misterios en todas las Regiones de la Esfera del Inefable, serán también Reyes y estarán delante de aquéllos que recibieren el Misterio del Primer Misterio, expandidos de acuerdo a la Gloria de cada uno de ellos, de modo que quienes hayan recibido los Misterios Mayores, morarán en las Regiones más altas, y quienes hayan recibido los Misterios Menores, estarán en las Regiones más bajas, siendo Reyes de la Luz de mi Reino. Sólo esos son los compartimientos del Reino del Primer Misterio del Inefable.

La explicación que ha antecedido de este capítulo 99, corresponde a la composición en compartimientos de las Inefables Súper Estructuras Divinales del Reino que gobierna el Adorable Jeú Mikael, y cuya comprensión sólo es posible al Alma Kristificada que ha podido eliminar totalmente de su interior al enemigo oculto, tanto al que es marcadamente perverso y maligno, como al que presume de santurrón y benigno, siendo este último el que mayormente confunde a los desprevenidos que se dejan embaucar con sus falsedades pietistas, emanadas de un falso fuero interno, siendo en todo caso, expresión debidamente camuflada de los más temibles como experimentados egos.

99.3 De aquéllos de la Segunda Esfera
De otro lado, quienes recibieren todos los Misterios de la Segunda Esfera, que es la Esfera del Primer Misterio, morarán en la Luz de mi Reino, expandidos de acuerdo con la Gloria de cada uno de ellos estando en el Misterio que ha recibido. Y aquéllos que recibieren los Misterios Mayores, morarán también en las más altas Regiones, y aquéllos que recibieren los Misterios Menores, morarán en las Regiones más bajas en la Luz de mi Reino. Este es el compartimiento del Segundo Reino para aquéllos que recibieren el Misterio de la Segunda Esfera del Primer Misterio.

Ahora el Adorable pasa a descifrar lo concerniente al ámbito de la Segunda Esfera, ratificando que los Iniciados que alcancen a encarnar sus Misterios, morarán en la Luz de su Reino, los que recibieren los Mayores, en las Regiones más Altas; y los que accedieren a los Menores, llegando a alcanzar sólo aquellas zonas acordes a su grado, correspondencia y nivel, tal como ha ocurrido en lo relativo a los Misterios de la Primera Esfera.



1 comentario:

  1. Yo solo deseo me expliquen como es que uno puede retener el agua en el organismo ya que los instructores no pueden explicarlo

    ResponderEliminar